Caldo de Gallina de Campo

Caldo De Gallina De Campo


6,50 €
Impuestos incluidos

Nuestro famoso caldo.

100% artesanal, cocinado a fuego lento durante 10 horas, hasta conseguir un caldo concentrado con toda su gelatina.

SIN COLORANTES, NI CONSERVANTES.

Formato: Frasco de cristal. Peso 950 grs.

Cantidad

ENTREGA EN 24 / 48h - Más info

Comunidad de Madrid: ¡Pide hoy antes de las 19:00h, recibe mañana! Reparto de Lunes a Sábado
Resto península: 48h. Reparto de Martes a Viernes.

ENVÍO EN TRANSPORTE REFRIGERADO

Todos nuestros pedidos son repartidos en vehículos refrigerados (2-8º C).

GARANTÍA DE CALIDAD SERTINA

Nuestros procesos de selección de productos, preparación y embalaje están garantizados.

ATENCIÓN AL CLIENTE

Ante cualquier duda puedes llamarnos o mandarnos un correo electrónico
atencionalcliente@sertina.es
Teléfono: 638 177 808
Lunes a Viernes (09:00 a 16:00h)
En Sertina te atienden personas especializadas que te guiarán en el proceso de compra.

Instrucciones de preparación

Fuego: Volcar el contenido del tarro en una cazuela y llevar a ebullición. Consumir.

Si se desea se pueden añadir fideos y mantener hirviendo el tiempo indicado por el fabricante.

Receta de caldo de gallina

Ingredientes

Agua, huesos de gallina de campo 15%, huesos de pollo de corral 15%, zanahorias, puerro, cebolla y sal.

Puede contener trazas de trigo, huevo, leche, soja, pescado, frutos secos de cáscara, mostaza, sésamo y sulfitos.

¡Perfecto para añadir a tus arroces y risottos!

Risotto con pollo

  1. Troceamos el pollo en dados y lo salpimentamos. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela ancha, la que emplearemos para hacer el risotto. Cuando el aceite esté caliente incorporamos el pollo en dados y lo doramos la carne por todos sus lados. Retiramos el pollo de la cazuela y lo reservamos.
  2. Pelamos el diente de ajo y la cebolla y los cortamos en brunoise. En la misma cazuela en la que hemos dorado el pollo, calentamos una nuez de mantequilla, unos 30 gramos. Cuando la mantequilla esté caliente añadimos la cebolla y el ajo troceados. Sofreímos la verdura hasta que esté blandita y dorada.
  3. Añadimos el arroz a la cazuela y comenzamos a tostarlo sin parar de remover, durante 3 o 4 minutos. Estará en su punto cuando veamos que comienza a ponerse transparente.
  4. Añadimos el azafrán a la cazuela y regamos con vino blanco. Dejamos que se reduzca durante 1 o 2 minutos sin parar de remover.
  5. En este punto es el momento de comenzar a añadir el caldo que debemos tener caliente. Incorporamos el líquido cucharón a cucharón, poco a poco y sin parar de remover, dejamos que al arroz se vaya cocinando y absorba el caldo antes de añadir el siguiente cucharón. Vamos vigilando el proceso para asegurarnos que la textura que va adquiriendo el arroz no sea ni muy seca ni muy húmeda. Antes de terminar de incorporar todo el caldo, añadimos el pollo que tenemos reservado.
  6. Salamos muy ligeramente, debemos tener en cuenta que al final del proceso vamos a añadir queso Grana Padano que incorporará una buena cantidad de sal al plato. Este proceso durará entre 15 a 18 minutos. Cuando lleguemos al punto óptimo del cocción del arroz retiramos la cazuela del fuego.
  7. Llegó el momento de “mantecar” el arroz. Para ello añadimos a la cazuela el resto de mantequilla y el queso Grana Padano rallado. Removemos vigorosamente para que todos los ingredientes se amalgamen y el arroz adquiera su cremosidad. Servimos el arroz en el momento, aprovechando su punto de cremosidad.

Preguntas frecuentes

¿Lo elaboráis de forma completamente natural?

Efectivamente, elaboramos nuestro caldo a DIARIO de forma completamente artesanal y manual, como tú lo harías en casa.

Lo cocinamos a fuego lento durante 10 horas. SIN COLORANTES NI CONSERVANTES.

¿Qué beneficios aporta el caldo de gallina?

  1. Desarrolla músculos y los repara, el caldo de pollo es rico en minerales como el hierro.
  2. Gracias al Selenio que contiene, ayuda a prevenir y controlar enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y colesterol alto.
  3. Aporta Vitamina B12, vitamina C, antioxidantes, vitamina a y d, esto también dependerá de los ingredientes con los que esté elaborado.
  4. Cuando sufres de un resfriado, gripe común, el caldo de pollo tiene vitaminas que son buenas para aliviar estos males.
  5. ¿Sabías que cada porción contiene sólo 12 calorías? Suele ser un alimento perfecto para ayudar a controlar el peso, sobre todo en personas que buscan equilibrar la cantidad de comida que ingieren o que buscan bajar.
  6. Si sueles acompañar el caldo de pollo con piezas de carne de pollo, resulta ideal para proteger las articulaciones.
  7. Es bueno para relajarte y dormir a gusto, gracias al aminoácido glicina que es una opción terapéutica para mejorar la salud.

Productos relacionados